“El mundo sería más amable si todos los problemas se tratasen alrededor de una buena mesa”

logo.jpg   Comer es algo más que alimentarse. Comer, en el sentido más amplio de la palabra, supone hacer un alto en mitad de la jornada; marcar una pausa de recuperación y también, ¿por qué no?, de placer. Y lograr que ese momento necesario para reponer fuerzas se convierta en un arte es, precisamente, nuestro oficio. Porque sabemos que el tiempo que se dedica a “tomar un bocaíto” debe estar arropado con los elementos justos: un espacio acogedor, un ambiente de confianza y una mesa bien surtida y mejor regada. Los que llevamos esta casa, hemos nacido entre fogones y manteles, heredando viejas recetas y asimilando nuevas tendencias. Conocemos los secretos del arroz, los sabores del litoral y la añeja tradición de la comida de la montaña, la meseta y la Vega del Segura. Y ponemos todo nuestro empeño en acompañar cada plato con el vino que mejor lo puede realzar. Este es nuestro mundo: un mundo de aromas, de sabores, de matices capaces de perdurar en el paladar y en la memoria. Y nuestra mayor satisfacción es dar cabida en él a todos ustedes.

Anuncios